10 trucos para ahorrar en el seguro de tu coche

No hay escapatoria, si tienes un vehículo a tu nombre, obligatoriamente debes de tenerlo asegurado para poder circular con el de manera legal. En España hay unos 28 millones de vehículos y 18 millones de hogares, con lo que para prácticamente todos los hogares españoles, el pago anual del seguro de los vehículos es un gasto fijo. Es por eso que te traemos este post con 10 consejos para ahorrar en el seguro de tu coche.

1.- Cancela tu seguro al terminar el contrato

Es un trámite engorroso, pero aunque no tengas intención de cambiar de compañía de seguros puede ser una buena idea el cancelar el seguro del coche al termino del contrato. Es muy probable que te llamen para ofrecerte una mejor oferta, saliendo de este modo beneficiado. Ten en cuenta que dependiendo de los años que lleves con el mismo seguro podrías perder las bonificaciones adquiridas con los años, consúltalo antes de hacer el trámite, pero por lo general todo el mundo suele salir beneficiado.

2.- Estate atento al calendario

Has de saber que si quieres cambiar de compañía de seguros, tienes que avisar 30 días antes de que venza la póliza. Es por ello que tienes que estar atento al calendario para poder, en caso de quererlo, cancelar el seguro de tu coche sin problemas.

3.- Compara precios siempre

No dejes de mirar y volver a mirar, si quieres ahorrar tendrás que invertir tiempo en la búsqueda de tu «seguro de coche ideal«. No dejes de leer todas las condiciones, clausulas, etc.. Hoy en día es sencillo comparar precios gracias a los comparadores de seguros. utiliza todos los que puedas para meter tus datos y comparar precios.

4.- Se buen conductor

Para pagar menos por el seguro de tu coche debes demostrar que van a tener pocos problemas contigo y esto es, que van a tener pocos riesgos contigo. Cuantas más multas tengas, sobre todo de velocidad, más te cobrarán por el seguro de tu coche. También influye el número de partes que tengas a tu nombre.

5.- Elige la mejor cobertura, la que se adapte a ti

No siempre merece la pena contratar un seguro a todo riesgo. Dependiendo de la antigüedad de tu vehículo, merecerán la pena unas coberturas u otras. Por norma general, se suele recomendar que hasta el 3 año el seguro del vehículo esté a todo riesgo sin franquicia. A partir del 3 año hasta el 5, un seguro con franquicia. A partir del 5 año las coberturas pueden ir descendiendo hasta quedarse con un seguro a terceros con protección de lunas y robo, añadidos que no suelen incrementar mucho el precio final del seguro. Todo esto, evidentemente, depende de ti.

6.- Contrata varios seguros a la vez

Un «truco» que puedes llevar a cabo para hacer que el precio final del seguro de coche sea más barato es el contratar varios seguros a la vez. Si en una misma compañía pides que te hagan un precio cerrado por el seguro de tu vehículo o vehículos, la casa, de vida, de salud, etc.. puede que el precio final de todos en conjunto sea más económico que si los contrataras por separado.

7.- No fraciones los pagos

Si puedes pagar la cuantía del seguro de golpe hazlo. Hay compañias que ofrecen el pago fraccionado del seguro pero a costa de acarrear algún sobrecoste. Por contra hay compañías que bonifican el pago de una sola vez con un pequeño descuento. Esto no es así en todas las compañías, pero no está de más tenerlo en cuenta.

8.- Maquillar la realidad

Puede que sea uno de los trucos que más se usan a la hora de contratar un seguro para tu coche, y no es otro que el de «maquillar la realidad» diciendo que tu coche duerme en garage cuando no es así. También se dice que el coche no equipa ningún extra cuando si que lo equipa. Hay que tener cuidado con esto, si sufres un robo de vehículo puedes no percibir la parte proporcional a esos extras que se supone que no tenía tu coche.

Otro caso es el de no declarar al conductor habitual. Si este tiene menos de 26 años, la compañía puede anular el seguro declarando falsedad documental sin posibilidad de que te devuelvan la prima.

9.- Cuidado con los extras

Hay que tener en cuenta que los coches que equipan más extras, normalmente suelen tener precios de seguros más caros, al igual que los coches de mayor cilindrada.

10.- ¿Gasolina o Diesel?

Es raro que se tenga en cuenta el precio del seguro para comprar un coche de gasolina o diesel, pero has de saber, que los coches de gasolina pagan tarifas de seguros más baratas que los coches diesel.