BMW k100, un pedacito de historia

Hoy os vamos a hablar de la BMW k100, un modelo muy popular entre los entusiastas de las dos ruedas que quieren construir una café racer única y fiable.

En este artículo te contaremos un poco sobre la historia de esta moto, cómo fue desarrollada por la marca de Bávara y por último te mostraremos ejemplos de cafe racer que pueden llevarse a cabo con estos modelos de moto.

Historia de la BMW k100

En la década de los 70 y 80, las marcas japonesas de motos empezaron a invadir el mercado Europeo con potentes motos tetracilindricas. En aquel entonces, las bicilindricas de BMW eran muy queridas y valoradas por el público general por su calidad de construcción y su fiabilidad, pero la llegada de estos modelos de moto tetracilindricos japoneses con alta cilindrada y mayor suavidad supusieron un golpe para BMW.

Este hecho, junto con las regulaciones de emisiones de la época, obligó a BMW a mover ficha para no quedarse atrás, pero claro… BMW tenía que hacerlo a su manera.

Así pues, para plantarle cara a sus rivales japoneses BMW decidió diseñar un nuevo modelo de moto de la mano del diseñador Josef Fritzenwenger.

Asesoramiento GRATUITO durante la reforma

Contacta con nosotros, te resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos en todo

  • Asesoramiento GRATUITO durante la reforma
  • Precios competitivos
  • Sin problemas en la ITV

Para ello, Josef decidió instalar el motor de un coche dentro de la moto, concretamente el motor de un Peugeot 104 que colocaron longitudinalmente con los cilindros horizontales a 90º respecto a la vertical dentro del chasis de la moto. De este modo el cigueñal quedaba a la derecha y en paralelo a la línea central del bastidor.

BMW K100 Motorcycle Advertisement

El objetivo era producir una motocicleta con características técnicas más modernas, manteniendo al mismo tiempo los principios técnicos de BMW de transmisión por cardán y disposición plana de los cilindros.

La idea del ingeniero Josef Fritzenweger era combinar las ventajas de los motores en línea y bóxer característicos de BMW, manteniendo el motor montado longitudinalmente. Para ello se requería un centro de gravedad bajo, una transmisión fiable acoplada a un árbol cardán y una buena accesibilidad.

Por esta razón, BMW eligió inicialmente un motor del entonces Peugeot 104 que cumplía los requisitos del Fritzenweger. Esto se debía a que el montaje casi plano y refrigerado por agua en el bastidor de la carrocería, combinado con el bajo peso de este motor debido a su construcción en aluminio, lo hacía rápido y ligero.

File:1981 or 1982 Peugeot 104 ZS (15143453016).jpg - Wikimedia Commons

Para probar esta idea, BMW construyó una caja de cambios para este motor y realizó las pruebas correspondientes.

Animados por los resultados de las pruebas, el equipo de diseño empezó a desarrollar un motor que se adaptara a la moto introduciendo tecnología de los motores de automóvil de BMW. Como resultado, el primer prototipo era demasiado largo y pesado para cumplir los requisitos.

Por ello, BMW nombró a los ingenieros Wolgang Aurich, Karl H. Gerligen y a Eberhardt Safert, responsables del equipo de desarrollo del proyecto K100, así como a los creadores del legendario motor del Volkswagen Golf y del BMW Fórmula II. Junto con Martin Probst, fueron designados para llevar adelante el proyecto y darle un fuerte impulso.

Por ello, el desarrollo final de este motor se presentó el 20 de febrero de 1979 con el nombre de Compact Drive System. Además, se patentaron varios conceptos de la serie K para evitar la desviación de las marcas japonesas.

Pin su BMW K

Una vez concluida esta fase inicial de diseño, la siguiente etapa fue la producción del motor prototipo.

Para desarrollar el sistema de refrigeración y lubricación del motor, se instalaron más de 20 sensores que monitorizaban la culata y los cilindros del motor, controlaban la inyección electrónica de combustible y comunicaban toda la información a los ingenieros en tiempo real, mostrando los datos de rendimiento del motor.

A partir de esta gran cantidad de datos, se optimizó el sistema de lubricación y refrigeración, así como la inyección de combustible y el encendido. Una vez resuelta esta parte pasaron al escape, que era algo más complejo debido a la posición de los cilindros.

Todo esto se solucionó y los resultados de las pruebas fueron muy prometedores, alcanzándose una potencia en torno a los 90 CV.

Así, en la primavera de 1981, los dos primeros prototipos del modelo k100 salieron a la carretera con un camuflaje que ocultaba la forma final de la moto. Sin embargo, no fue hasta 1983, tras probar unos 30 prototipos del modelo y haber recorrido más de 6 millones de kilómetros, cuando las motos se presentaron al público.

Tras varios años de modificaciones y pruebas, BMW había desarrollado una moto radicalmente diferente de los productos propios de BMW y de sus competidores, pero que seguía teniendo la esencia de una BMW.

El motor tenía una cilindrada de 987 cc, una potencia de 90 CV a 8.000 rpm, un par de 86 Nm a 6.000 rpm, un peso del vehículo de 239 kg, una altura del asiento de 800 mm, etc.

La familia BMW K

A la BMW K100 le siguió la K100RS con medio carenado y faro cuadrado; la BMW K100RS tenía un espejo integrado en el carenado que actuaba como deflector de aire e intermitentes integrados. Como moto deportiva, estaba equipada con un semimanillar ligeramente inclinado.

File:Bmw k100rs 83y.JPG - Wikimedia Commons

A la BMW K100RS le siguió la BMW RT, una versión touring con un carenado más envolvente y maletas, y la BMW K100LT, un gigante en la categoría de las cruiser de lujo.

File:BMW K100LT at Reno BMW, 1991.jpg - Wikimedia Commons

La K75, creada en 1985, tenía un cilindro menos que la BMW K100 (un motor de tres cilindros en línea) y rendía 75 CV. Este motor tricilíndrico estaba disponible en versiones S, RT y C.

BMW K75 C (7) | BMW K75 C Baujahr 1986 | pilot_micha | Flickr

Quizás la más extravagante de la familia BMW K100 fue la futurista y aerodinámica K1. Esta moto estéticamente poco inspiradora estaba equipada con un motor de 16V y 100 CV, que más tarde también se utilizó en la K100RS.

La K1 también trajo un nuevo basculante articulado llamado Paralever, que se exportó a otras BMW. Con el paso de los años, el motor de la BMW K100 se convirtió en el modelo 1100 y, finalmente, en el modelo 1200.

File:Bike K1 1991.jpg - Wikimedia Commons

Ficha técnica de la BMW K100

  • Motor: 4 cilindros longitudinal en línea, refrigerado por líquido, 4 tiempos, DOHC, 8V
  • Cilindrada: 987 c.c.
  • Diámetro x Carrera: 67 x 70 mm (x4)
  • Potencia: 90 CV a 8.000 rpm
  • Par motor: 86 Nm a 6.000 rpm
  • Compresión: 10,2:1
  • Alimentación: Inyección electrónica Bosch LE Jetronic
  • Caja de cambios: 5 velocidades, embrague en seco
  • Tipo de transmisión: Cardán
  • Chasis: Tubular, con motor como parte estructural
  • Geometrías: N.d.
  • Basculante: Monobrazo cardán
  • Horquilla: Horquilla telescópica
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador con sistema Monolever de 110 mm, ajustable en precarga
  • Freno delantero: Doble disco de 285 mm, pinzas de 2 pistones y ABS
  • Freno trasero: Disco de 285 mm, pinza dos pistones y ABS
  • Neumáticos: 100/90 x 18 y 130/90 x 17
  • Dimensiones (La x Al x An): 2.220 x 1.155 x 960 mm
  • Altura asiento: N.d.
  • Distancia entre ejes: 1.516 mm
  • Depósito: 22 litros
  • Peso en seco: 239 kg

BMW k100 cafe racer

Ahora que conoces un poco la historia de la BMW k100, puedes entender por qué esta moto es tan buscada por los entusiastas de las dos ruedas.

Veamos algunos ejemplos de BMW k100 Café Racer.

Fuente: Pinterest
Fuente: Pinterest
Fuente: Pinterest
Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?