Camper 4×4, ¿Cómo puedes homologarla?

Una furgoneta camper 4×4 es un vehículo con un gran recorrido. Tanto histórico, por su inconfundible estilo en nuestras carreteras, como presente y futuro, ya que vas a poder disfrutar de las ventajas de conducir aprovechando notables prestaciones.

Sin embargo, muy pocas furgonetas parten con dichas prestaciones de serie. La gran mayoría no presentan las condiciones ni de las campers ni de las 4×4. Por otro lado, también las hay que solo disponen de las relativas a una de estas dos clases de vehículos.

Circular con una camper 4×4 no solo es una aspiración legítima, sino también viable, por lo que vamos a darte algunos interesantes consejos para lograr este objetivo.

Vas a necesitar una homologación

Si quieres conducir una furgoneta de estas características y compraste una que no las incluía (o que solo cuenta con una de las dos partes que te hemos presentado), has de saber que tienes la posibilidad de adaptarla.

Se trata de un proceso de transformación que no puedes improvisar. No solo porque no saldría bien, sino también por el hecho de que no basta con decir que tienes una 4×4 camperizada; has de poder demostrarlo. Y poder hacerlo pasa por conseguir la homologación de tu vehículo.

Recuerda que este proceso no se puede dejar en manos inexpertas. Han de ser verdaderos especialistas en mecánica los que se encarguen de llevarlo a cabo con éxito. De esta manera, en las revisiones que se realicen por parte de la inspección técnica de vehículos (ITV) se autorizará la circulación del vehículo con las condiciones propias de una furgoneta camperizada 4×4.

Además, de cara a eventuales sucesos que tengan que ver con las coberturas de la póliza del seguro, va a ser fundamental que el automóvil disponga de la homologación pertinente.

Ten claro que, si no cumples con este trámite obligatorio, la furgoneta no va a poder ser valorada como una camper en caso de siniestro. Lo mismo podemos señalar respecto a una tasación relacionada con una futura venta.

En las siguientes líneas te ofrecemos algunas de las claves de esta transformación que optimizará de forma notable las prestaciones de tu furgoneta. Toma nota de ellas.

¿Cómo puedes convertir tu furgoneta en una camper?

En primer lugar, queremos llamar la atención sobre el radical cambio que supone para el habitáculo de tu furgoneta la camperización.

Básicamente, hay dos requisitos sin los cuales no te van a a homologar la furgoneta como camperNos referimos a la instalación de una cama y un mueble, ambos elementos deben estar correctamente anclados. A grandes rasgos, la diferencia entre un furgón de carga y uno que puede ser habitado es que, en el segundo caso, los elementos tienen que estar asegurados mediante anclajes permanentes y no con dispositivos de sujeción provisionales.

Por otro lado, existen otras modificaciones que, en el marco de la camperización, también te van a resultar tremendamente útiles. Destacamos las claraboyas, las placas solares, los depósitos de agua, una nevera, y la calefacción estacionaria por nombrar algunos.

Haciendo de tu furgoneta una camper 4×4

camper 4x4

Antes o después de la camperización (en estos casos, el orden de los factores no altera el producto), puedes abordar la conversión en 4×4 de tu furgoneta. Sin lugar a dudas, son dos operaciones completamente complementarias.

Si el estilo de vida que te permite llevar una furgoneta camper sugiere libertad, vas a tener mucha más si tu vehículo dispone de tracción a las cuatro ruedas. La fuerza y robustez de un todoterreno te van a permitir ir y dormir en lugares más apartados.

Pero ¿qué modificaciones hay que introducir en el vehículo para conseguir un 4×4 camperizado?

Primero, un cambio de suspensiones

Este es uno de los primeros cambios que se le suelen hacer a las furgonetas, mejorar la altura para poder circular por sitios complicados. Actialmente se venten muchos kits para furgonetas que las suben entre 5 y 10 centímetros. Aquí tener en cuenta que a partir de un cambio de altura de más de 10 centímetros es necesaria una prueba de frenado.

Instalación de un snorkel

Lo primero que te conviene es un snorkel que contribuya a la entrada de más aire limpio en el motor. Podemos legalizar snorkels sin problemas, incluso aunque sean artesanales.

Instalación de defensas delanteras y un cabestrante

No olvides tampoco la instalación protectora de una defensa delantera y con ella un cabestrante. En este caso, os recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros antes de comprar la defensa que vayáis a poner y así asegurarse de que esta se puede homologar.

Ruedas todoterreno en tu camper 4×4

En función de los nuevos códigos de carga y velocidad de la ficha técnica, es posible instalar unas ruedas de, hasta un 10 % más de diámetro, sin la necesidad de realizar pruebas de frenado. Además, se puede reducir el código de velocidad siempre y cuando los nuevos neumáticos sean M+S.

Al igual que con la defensa, os recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros antes de comprar o modificar, os confirmaremos la viabilidad.

Aletines laterales

Unos aletines laterales van a servir de protección cuando los neumáticos puedan sobresalir de la carrocería. Estos aletines pueden ser artesanales sin problemas.

Protegiendo los bajos de tu camper 4×4

Además, unas planchas protectoras de aluminio o acero vienen bien para proteger los bajos. Estas placas pueden ser artesanales sin problemas.

Estriberas

No hay problema con la instalación de estriberas para facilitar el acceso a la furgo. Estas también pueden ser artesanales sin probelmas.

Las luces de trabajo

Acerca de las luces de trabajo, tener en cuenta que si se instalan en el techo, estas no se podrán homologar. Solo podremos homologarlas si se instalan en la parrilla delantera.

Cualquier duda no dudéis en contactar con nosotros por nuestras vías habituales, WhatsApp al 633 47 97 93 o al email info@forohomologar.com

Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?