Homologación de suspensiones

Homologar suspensiones puede suponer un autentico quebradero de cabeza, puesto que las piezas no llevan ningún tipo de marcado, lo que complica la homologación. Si ese es tu caso o bien te ha ocurrido alguna situación equivalente, como que hayas perdido los papeles, no te preocupes: te homologamos suspensiones sin problemas.

Asesoramiento GRATUITO durante la reforma

Contacta con nosotros, te resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos en todo

  • Asesoramiento GRATUITO durante la reforma
  • Precios competitivos
  • Sin problemas en la ITV

Si tu coche ha disminuido su altura luego de cambiarle los muelles, algo que comúnmente sucede cuando se incorpora suspensiones roscadas, las cuales ayudan a aumentar la seguridad y el agarre del coche al asfalto, es necesario homologar suspensiones para aprobar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), ya que si acudes sin el debido proyecto técnico y los certificados es posible que te lleves un disgusto.

Lo mejor es que tengas todo al día para que puedas evitar inconvenientes, así como tiempo y dinero.

La normativa para la modificación de las fichas técnicas cambió a partir de enero del 2013, por lo que desde ese entonces es necesario homologar suspensiones que sean modificadas, ya que de acuerdo a la normativa vigente son reformas de importancia en el vehículo, lo que implica que este tipo de modificaciones deba ser revisado para homologar la nueva suspensión.

Pasos para homologar suspensiones

Si necesitas homologar suspensiones de tu coche, seguidamente te damos a conocer los pasos que debes seguir:

Paso 1.- Reunir la documentación necesaria

  • Fotocopia del DNI del titular del coche (legible y de ambas caras).
  • Fotocopia del permiso de circulación del coche (legible y de ambas caras).
  • Fotocopia de la ficha técnica del coche (legible y por ambas caras de todas las hojas, en caso de tener más de una).
  • Certificado de taller de la nueva suspensión que ha sido instalada en el coche.
  • Certificado de homologación de la nueva suspensión instalada.
  • Fotografías del coche:
    • Parte delantera.
    • Parte trasera
    • Lateral derecho
    • Lateral izquierdo
    • Fotografías completas utilizando un metro para indicar la altura final del faro delantero y del faro trasero del coche.
    • Fotografía que muestre en detalle la nueva suspensión instalada. Se recomienda tomarla sin la rueda instalada para lograr un mayor nivel de detalle)
    • Fotografía que muestre la contraseña de homologación de la suspensión instalada.

Paso 2 Recabar los datos necesarios para realizar la homologación

Los datos que debes recabar para homologar suspensiones son:

  • Altura en milímetros (mm) del borde de la suspensión inferior derecha del coche.
  • Altura en mm medida desde el suelo hasta el borde superior del faro trasero del coche.
  • Altura en mm medida desde el suelo hasta el borde superior del faro delantero del coche.
  • Altura final del coche en mm.
  • Distancia en mm medida desde el suelo hasta el paragolpes delantero.
  • Distancia en mm medida desde el suelo hasta el paragolpes delantero.
  • Altura en mm medida desde el suelo hasta el gancho del remolque (en caso que el coche cuente con uno).

Recuerda que estos datos deben coincidir con los que muestran las fotografías que se indican en el paso anterior.

Limitaciones a considerar el momento de homologar suspensiones

Es necesario que consideres algunas de las limitaciones que vas a encontrar al momento de homologar suspensiones, entre las que destacan:

No se puede homologar suspensiones que incumplan las normativas de altura:

  • La altura medida desde el borde inferior del antiniebla trasero debe ser cómo mínimo de 250 mm respecto al suelo.
  • La altura medida desde el borde inferior del intermitente delantero debe ser cómo mínimo de 250 mm respecto al suelo.
  • La altura medida desde el borde inferior de la luz de cruce, debe ser cómo mínimo de 500 mm respecto al suelo.

Notas finales para homologar suspensiones

Las fotografías que se mencionan como requisitos son las mínimas necesarias, puedes enviar un mayor número de fotografías para que se vea con más detalle el trabajo realizado en la suspensión de tu coche, lo cual ayudará a agilizar el proceso de homologar suspensiones.

Recomendamos que tomes fotografías de buena calidad en las que se observen bien todos los detalles, especialmente en aquellos casos en que haya que mostrar algún número o marca.

Al seleccionar el taller para homologar suspensiones verifica que sea un taller registrado en industria, es decir que cuente con el Número de Registro Industrial, ya que de esta manera podrás comprobar al pasar la ITV que la reforma ha sido hecha por un taller certificado, lo cual evita muchos inconvenientes.