Valor venal del coche, ¿Cómo calcularlo??

Valor venal del coche, ¿Cómo se calcula?

Conocer el valor venal del coche, nos puede ayudar a saber por cuanto se podría vender, y en el caso de tener un accidente en el que quede como siniestro total (esperemos que nunca os pase), el valor venal del coche, determinará la cuantía de la indemnización a recibir.

De hecho, seguro que a la hora de contratar vuestro seguro de coche, el valor venal seguro que ha aparecido por algún sitio y si no sabes lo que es, te puedes llevar una desagradable sorpresa en caso de que tengas algún percance con él.

Esto se debe a que algunas de las coberturas de nuestro coche van en relación al valor venal del coche. A continuación explicamos, todo lo que debes saber acerca de este concepto. Aprovechamos también para recomendarte nuestro artículo de seguro de furgoneta camper, en el caso de tener una, seguro que te será interesante.

Valor venal del coche, ¿Qué es?

Según la Wikipedia, el valor venal del coche, es el importe monetario que obtendría el propietario del coche en el momento en el que decida venderlo. Este importe está sujeto a la antigüedad, a su estado de conservación, su desgaste y a la ley de la oferta y la demanda.

En el caso de un siniestro, para la aseguradora, el valor venal será el que tenía el coche justo antes del accidente. Este valor, no tiene en cuenta el kilometraje ni el mantenimiento, pero si que tiene en cuenta los elementos o modificaciones que se le hayan podido hacer al coche, siempre y cuando los hayamos declarado en la póliza.

Quizás también te interese leer:  Help Flash, ¿Qué es y como funciona?

Todo coche, cuando se compra, tiene un valor venal específico, que va descendiendo con el paso de los años.

¿Cómo puedo calcular el valor venal del coche?

Para calcularlo de igual manera que lo hacen las aseguradoras, debes de consultar el Boletín Oficial del Estado, en el que de manera periódica se va publicando una lista ordenada por marcas y modelos de coche. Es decir, que este valor lo estipula el estado. Este valor, además de para las aseguradoras, es usado por tasadores, indemnizaciones, peritajes, etc…

Entonces, en el caso de las aseguradoras, lo que hacen es tomar como base el valor que aparece en el BOE, y le aplica un porcentaje de reducción en función del primer año de matriculación.

¿Cuales son estos porcentajes?, de manera habitual, el primer año de matriculación, el coche conserva el 100% del valor, después de 4 años, el valor se reduce a un 47% de ese valor y a un 13% pasados los 11 ó 12 años.

Como verás, cuanto más antiguedad tenga el coche, más valor pierde, es por ello que en ocasiones hay coches que son declarados siniestro total, aún cuando se puede seguir circulando con ellos.

El motivo de esto, es que en esos casos, la reparación del coche supera el valor venal del coche, por lo que es declarado siniestro total.

En este punto decir que no te preocupes, que no tienes que empezar a realizar cálculos ni buscar el documento del BOE actualizado y buscar la marca y modelo de tu coche.

Existen calculadoras online del valor venal del coche para facilitarte la tarea.

Quizás también te interese leer:  Gasolineras lowcost: conoce todas sus características

Ahora que ya sabes lo que es el valor venal del coche y como calcularlo, vamos a explicar las diferencias que tiene con el valor venal mejorado, valor de nuevo y el valor de reposición o valor de mercado.

Valor venal del coche, descubre como calcularlo

Valor venal mejorado

El valor venal mejorado quiere decir que el valor venal de tu coche es ligeramente superior al valor venal del coche. Esto es por que se valoran los precios y la situación del mercado de ocasión en el momento de la realización de la póliza.

Valor de nuevo

Este es el valor del coche el primer día que sale del concesionario con su correspondiente matriculación. Ahí se incluyen los impuestos aplicados al coche y el coste del transporte.

Algunas aseguradoras, ofrecen este valor en la póliza cuando el coche asegurado se encuentra en su primer o segundo año de vida. En ese caso, la aseguradora te pagará el importe que te costó el coche cuando lo compraste nuevo y lo podrá hacer en dinero, o en especias (entregándote otro coche nuevo).

Valos de mercado o valor de reposición

En este caso, este valor es el valor de compra del coche con las mismas características y antigüedad en el momento en el que se produjo el accidente. No se tiene en cuenta para el cálculo de este valor, el kilometraje ni el mantenimiento, pero si que son incluidos los gastos de transferencia, reparaciones y la ganancia del vendedor, elementos que no se incluyen en el valor venal.

Dependiendo de tu póliza, la compañía aseguradora te aplicará alguno de estos valores, por ello es importante que los conozcas.