Aparcar en batería, la guia definitiva

Aparcar en batería, todo lo que necesitas saber

Para muchos resulta un reto estar frente al volante, sobre todo dejar el miedo a un lado, y más bien dedicarse a dominar todo lo que conlleva conducir, es por esto, que cuando se trata de aparcar en batería, es notable que a la mayoría se les quita las ganas de conducir o sólo se quedan en el tipo de aparcamiento que menos terror te cause.

Esto se debe a que el principal temor, es no dañar o estrellarse contra el coche de al lado, o hasta obstaculizar la vía al tratar de acomodarse para aparcar, para evitar esto debes dominar el hecho de aparcar en batería.

Aparcar en batería, trucos

Aprende a aparcar en batería dominando tu coche.

Aparcar de por sí, resulta complicado al principio, hasta el punto de querer hacerlo solo en sitios vacíos, sin vehículos a los lados, por ello se omite que existen diferentes métodos para aparcar, de los cuáles resalta como más seguro y subestimado, el que se basa en aparcar en batería.

Sin embargo, aparcar en batería es muy sencillo conforme a la práctica, para esto debes primeramente visualizar el sitio en el cuál te vas a aparcar, ya que dentro de los consejos o referencias que giran en torno a esta forma de aparcar, uno de ello, es referenciar los puestos de estacionamiento, bien sean que estén en horizontal o vertical.

Una vez se tenga visualizado el puesto, puedes tomar como referencia, contar que la punta de tu coche quede a tres puestos de espacios, contando el que has elegido, esto es para que tengas el espacio suficiente que se requiere para aparcar en batería, sin quedarte corto de calcular.

Si usas esta referencia al momento de aparcar en batería, te ahorras la posibilidad de algún contacto con otro vehículo, o de golpear los que estén junto al puesto elegido, en caso de que haya más coches alrededor, porque debes estar preparado porque cualquier situación se puede dar.

Posteriormente, con la distancia recomendada entre tu vehículo y el puesto seleccionado, debes dirigir el volante totalmente a tope hacia el lado que desees aparcar en batería, es decir si el puesto se encuentra a la derecha, debes girar el volante a lo máximo hacia el sentido de la derecha.

Con el volante a tope, hacia el sentido que desees aparcar, debes proceder a ir en retroceso lentamente, hasta que quedes en línea con el puesto, una vez que estés en línea, deberás colocar derechas las ruedas, es decir el volante vuelve a su posición normal en frente, para seguir en retroceso, con la trayectoria marcada.

El truco de aparcar en batería, se encuentra principalmente en calcular la distancia exacta o la más cómoda, para virar el volante a tope y empezar a retroceder hacia el puesto que quieres, todo se resume en una pequeña técnica que te colocará en línea, y ya solamente debes retroceder hasta el final del lugar para aparcar.

Las ventajas de aparcar en batería son grandes, porque el simple hecho de que tu coche quede de frente a la salida del puesto, te garantiza tener toda la visión posible, lo que va a simplificar todo en algo sencillo, ya que podrás ver si algún vehículo se encuentra pasando, y cuando puedes salir solo con girar tu volante hacia tu destino.

Por lo que aparcar en batería, no resulta tan complicado como todos piensan, nada con práctica constante es difícil, solo es necesario entenderlo y ensayarlo, o sea cuestión de procesar cómo se realiza, y lo que debes hacer, siempre teniendo en cuenta los consejos o referencias que lo harán más sencillo para ti.

Pero, entre gustos y preferencias, el uso más común es el aparcamiento de frente, porque se tiene la idea de que es más rápido, sin ninguna complicación, pero no imaginas lo expuesto que quedas al realizar este tipo de aparcamiento, en comparación al aparcar en batería.

Esto se debe, a que si te estacionas de frente, necesariamente debes abrir mucho más tu vehículo, lo cual te deja en el medio de camino, que puede ocasionar que se detenga la fluidez, y requiere más atención de tu parte, porque debes visualizar el puesto para aparcar, y a la vez el lado hacia dónde abres el carro, para no dañar los vehículos de al lado.

La mayor preocupación al aparcar en batería de frente, es la invasión y obstaculización del carril contrario, lo que te coloca en una situación de mayor premura, por lo que entre aparcar en batería, bien sea marcha atrás, y aparcar en batería de frente, se distingue por su seguridad al pensar en la salida, la primera opción.

El mejor truco para aparcar en batería, es siempre considerar la distancia a la hora de abrir el vehículo o de girar a tope el volante, porque es lo que va a definir qué tanto puedes y debes girar, ya que del resto solo será colocar el coche nuevamente con las ruedas de frente, para acomodarte totalmente en el puesto.

Se debe tener en cuenta al aparcar en batería, es que muchas veces te puedes topar con situaciones en las cuales la prudencia debe ir al máximo, es decir cuando te consigues obstáculos como que los puestos de estacionamiento están todos llenos, y forman una columna, lo que se conoce como aparcar en batería con columna.

Esta forma de aparcar, sube el nivel de exigencia a tus dotes de conductor o conductora, porque el espacio es reducido, y tal vez no te permita girar el volante de la misma manera, sin embargo también bajo esta situación puedes usar la técnica de contar cada espacio de la columna, hasta tener la distancia imaginaria, como si estuvieran vacío, la referencia funciona igual.

Todo se trata de aplacar los mitos y las impresiones sobre algo, aparcar en batería te será totalmente esencial en el día a día, por lo que no debes cohibirte por ello, las primeras veces siempre se requiere paciencia, ya con la costumbre podrás elegir la modalidad que más segura te parezca.