¿Cambian las condiciones de mi seguro de coche cuando se realizan modificaciones en él?

Valor venal del coche, ¿Cómo calcularlo??

Como ya sabrás, si posees un vehículo dado de alta en tráfico, debes tenerlo asegurado. 

A la hora de contratar un seguro podemos atenernos meramente al precio del mismo, a sus coberturas o tratar de encontrar un equilibrio entre ambos aspectos.

Es importante que el seguro que contrates cubra aspectos que para ti sean relevantes. 

Por ejemplo, si vives en la ciudad y usas tu coche exclusivamente dentro del casco urbano, seguramente no te interese que tu seguro cubra accidentes con especies cinegéticas. En cambio esta cobertura puede resultar muy interesante para alguien que viva en la sierra.

Vamos a ver qué tipo de seguros existen y cuáles son sus coberturas.

Seguro a terceros

Este es el seguro más básico y por lo tanto más económico. Los seguros a terceros ofrecen dentro de sus coberturas la responsabilidad civil obligatoria, seguro al conductor y, por lo general, responsabilidad civil voluntaria y defensa jurídica.

A partir de aquí puedes ampliar tu seguro a terceros con diversas coberturas como lunas, robo, incendio, etc. Esto se conoce como un seguro a terceros ampliado.

Con los seguros a terceros, en caso de accidente, y si la culpa ha sido tuya, deberás correr con los gastos derivados de la reparación de tu vehículo, excluyendo los que contemplen las coberturas contratadas. 

Seguro a todo riesgo

Estos seguros son más completos que los anteriores y también más costosos. Tienen mayores coberturas y cubren los daños causados a tu coche aunque hayas sido tú el culpable. Puedes contratar un seguro a todo riesgo con franquicia o sin ella.

Asesoramiento GRATUITO durante la reforma

Contacta con nosotros, te resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos en todo

  • Asesoramiento GRATUITO durante la reforma
  • Precios competitivos
  • Sin problemas en la ITV

Si optas por contratar un seguro a todo riesgo con franquicia, el precio del seguro será más económico, pero tendrás una franquicia que la propia compañía estipulará en el contrato.

Por ejemplo, puedes tener un seguro a todo riesgo con una franquicia de 600 €. Esto quiere decir que cuando tu vehículo haya sufrido daños por causa tuya (imaginemos que has rozado el coche contra una columna al aparcar) serás tú quien corra con los primeros 600 € de la reparación. El seguro se hará cargo del resto de la factura.

Si optas por contratar un seguro a todo riesgo sin franquicia pagarás una cuota anual más elevada, pero el seguro se hará cargo del coste total de la reparación de tu vehículo aunque hayas sido tú el causante.

Coberturas complementarias

Cuando contrates un seguro debes fijarte muy bien en las coberturas que te ofrece así como en las coberturas complementarias que puedas contratar.

Como hemos dicho al inicio, hay coberturas que a ciertas personas les pueden resultar indispensables, pero a otras puede que no les merezca la pena pagar por ellas.

Existen multitud de coberturas opcionales y deberás dedicar un tiempo a reflexionar cuáles te pueden ser útiles y cuáles no.

¿Cómo afectan las modificaciones de un coche al seguro del mismo?

Si posees un coche que tenga modificaciones, todas ellas deberán estar homologadas para que tu seguro las cubra. Además a la hora de contratar un seguro deberás informar de las modificaciones que presenta tu vehículo.

Cada nueva modificación que realices deberá homologarse y el seguro deberá ser informado para que la añada a las coberturas.

En este tipo de coches es más importante si cabe asegurar bien todos los elementos del exterior del vehículo, pero también los elementos interiores como por ejemplo el equipo de audio.

Por último, no nos olvidamos del aspecto mecánico. Este tipo de vehículos pueden tener modificaciones en el motor, frenos, amortiguadores y un largo etcétera. No debes olvidar mencionar ninguno de estos aspectos a la hora de contratar el seguro para así, evitar sorpresas desagradables.

Al tratarse de coches personalizados y únicos, podemos decir que el seguro que los cubre es igualmente personalizado y único. Esto obviamente resulta en un seguro más caro que el de un coche de serie, pero también con más coberturas y más específicas.

¿Cómo elegir el mejor seguro?

Ahora que sabes todo lo necesario sobre los tipos de seguro existentes, ya puedes elegir el que mejor se adecúe a tus necesidades. Como ves, no son pocos los elementos a tener en cuenta, además de la multitud de compañías que existen en el mercado. Teniendo en cuenta todo esto, nuestra recomendación es que recurras a un comparador de seguros de coche. Esto te facilitará mucho que puedas elegir el mejor seguro al mejor precio, ya que podrás comparar entre las mejores aseguradoras para así encontrar el seguro que mejor se adapte a ti y al mejor precio.

Como siempre, esperamos que este artículo te haya resultado útil y de interés. No dudéis en consultarnos cualquier duda, estaremos encantados de atenderos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?