Los 5 pueblos más bonitos de Tarragona

España es un destino turístico que atrae millones de visitantes cada año, no obstante el turismo es uno de los principales motores económicos de nuestro país.

Tenemos la suerte de vivir en un país en el que contamos con algunos de los parajes naturales más bonitos de Europa y eso, atrae a muchas personas deseando desconectar de la rutina ya sea en la playa, la montaña o en zonas de interior.

Enumerar todo lo que se puede ver y hacer en nuestro país es tarea casi imposible dadas las innumerables opciones de las que disponemos.

Hoy nos vamos a centrar en Tarragona y nos proponemos la difícil tarea de elegir únicamente cinco de sus pueblos para hacer un listado de los cinco pueblos más bonitos de Tarragona.

Miravet

Se trata de un pequeño pueblo de la ribera del Ebro, la belleza de esta localidad radica en su castillo templario y en sus casas.

El castillo está situado, como no podía ser de otro modo, en la cima de una colina y a sus pies se sitúan las viviendas del barrio antiguo.

Esto ya de por sí es evocador, pero además al pie de dicha colina discurre el río Ebro lo cual hace que la postal que se nos presenta sea de ensueño. La estampa es digna de cualquier serie de fantasía que se precie.

Entre los lugares a visitar  se encuentran el castillo, la iglesia del siglo XVI y el propio barrio antiguo. 

De tradición alfarera el pueblo cuenta con talleres y tiendas en las que podrás adquirir diversas creaciones realizadas por sus artesanos. Y si lo que te gusta es la aventura podrás descender en kayak el río que baña Miravet, el Ebro.

Asesoramiento GRATUITO durante la reforma

Contacta con nosotros, te resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos en todo

  • Asesoramiento GRATUITO durante la reforma
  • Precios competitivos
  • Sin problemas en la ITV

Tamarit

Vamos ahora a otra localidad que también cuenta entre sus construcciones con un castillo del siglo XI, pero esta vez no es un río el que baña sus alrededores sino el mar Mediterráneo.

De nuevo nos encontramos con una postal evocadora, y es que, si enseñamos fotos a alguien de la fortificación con el mar a sus pies podrían pensar tranquilamente que se trata de un decorado de película.

Son de visita obligada el castillo y el núcleo medieval amurallado el cual está declarado bien de Interés Nacional. Ahí podréis ver las antiguas prisiones o la iglesia de la Asunción entre otros restos históricos.

Y si lo que queréis es relajaros siempre podréis hacerlo en sus grandes playas. Seguro que la vista del castillo desde la toalla ayuda a evadirte de la rutina diaria.

Margalef

Vamos ahora a un pequeño, pequeñísimo municipio (cuenta tan solo con 104 habitantes) situado al noroeste de la comarca del Priorat, 

En esta localidad la montaña y el pueblo parecen fundirse en un solo ser inerte de belleza singular. Esto hace que sea un destino habitual para los amantes de la escalada y la montaña.

Su iglesia parroquial de San Miguel de estilo neoclásico data del siglo XVIII o la ermita de San Salvador situada a las afueras son visitas obligadas si te dejas caer por este precioso municipio.

L’Ametlla de Mar

Vamos ahora al bajo Ebro, a la localidad marinera de L’Ametlla, también conocida como La Cala. Como los lectores más perspicaces ya habrán intuido, este sobrenombre se debe a las numerosas calas que podemos encontrar en este municipio.

El blanco es el color predominante en sus construcciones y hacen de L’Ametlla la viva imagen de un pueblo marinero. Sus calles, sus comercios, su gastronomía y sus playas hacen de este un lugar único y de visita obligada si eres amante de las zonas de costa.

Pero si no te gusta estar tumbado en la playa esta localidad también te ofrece la opción de hacer senderismo. Y es que cuenta con un tramo de la ruta del GR-92, conocido como el sendero del Mediterráneo. 9 kilómetros de paseo en el que recorrerás algunas de las calas más bonitas de la costa Dorada en las que podrás disfrutar de preciosas vistas.

Siurana

Vamos a terminar este ranking (el cual no tiene un orden en particular) en Siurana. Con un censo de 27 habitantes en 2019, se trata, probablemente, de uno de los pueblos medievales más bonitos de España y su origen se remonta a la prehistoria.

De nuevo nos encontramos con un pueblo de postal digno de aparecer en cualquier superproducción Hollywoodense.  

Prepara tu cámara porque no podrás dejar de hacer fotografías. Su castillo situado a unos 700 metros por encima del nivel del mar se sitúa sobre unos impresionantes acantilados que hacen de esta una foto imprescindible si visitas este pueblecito.

Los acantilados y montañas de Siurana son un reclamo para escaladores de todo el mundo. Hay más de un centenar de vías disponibles, por lo que si eres amante de la escalada no puedes perderte este pueblo.

Tanto si amas la escalada como si no, podrás refrescarte en las aguas de su embalse en el cálido verano Español o practicar algún deporte acuático.

Con esta bellísima localidad cerramos este ranking, el cual ha sido complicado hacer dado las innumerables localidades Tarraconenses que merecían estar en él.

¡No lo penséis y animaros a visitar alguna de ellas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?