Caminos de Ronda de la Costa Brava

Camino de Ronda es el nombre con el que se denomina un trayecto que discurría por la Costa Brava y que antaño era utilizado por la Guardia Civil para controlar la frontera marítima y evitar el contrabando.

Sus orígenes se remontan al siglo XIX cuando se habilitó un sendero a través de los acantilados y costas catalanas para controlar las poblaciones adyacentes.

El Camino de Ronda dejó de ser importante, perdiendo su utilidad con el ingreso de España en la Unión Europea y el consiguiente Mercado común y desaparición de las fronteras.

Hoy en día se ha convertido en una ruta turística a través de la cual nos podemos desplazar por la Costa Brava. En este artículo te vamos a mostrar cuatro de los mejores caminos que puedes recorrer.

Camino de ronda en el Cap de Creus

Este camino discurre entre Rosas y Port de la Selva en pleno parque natural del Cap de Creus. Se trata de uno de los entornos naturales más icónicos de Cataluña.

El recorrido discurre en paralelo al mar pudiendo hacer distintas paradas para darte un chapuzón en las diversas calas y playas que cruzaremos. A medida que nos acerquemos a Cap de Creus veremos que la flora gana terreno y las formaciones rocosas como acantilados harán que la ruta se vuelva más exigente. 

Recomendamos la parada en Portlligat, donde puedes visitar la Casa-Museo Salvador Dalí.

Camino de Sant Feliu de Guíxols a S’Agaró

Podríamos decir que se trata de uno de los caminos más bonitos, pero tendríamos que decirlo de todos los que vamos a recomendar.

En este camino bordearemos viviendas de ensueño en primera línea de mar, fuera del alcance de la mayoría de los bolsillos.

Asesoramiento GRATUITO durante la reforma

Contacta con nosotros, te resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos en todo

  • Asesoramiento GRATUITO durante la reforma
  • Precios competitivos
  • Sin problemas en la ITV

En función de los kilómetros que quieras hacer puedes comenzar en la Cala Jonca o si prefieres hacerlo más corto en la Playa de Sant Pol en Sant Feliu de Guíxols.

Si tienes espíritu aventurero cerca de Cala Jonca se sitúa la cala el Molí en la cual existe una vía ferrata la cual discurre entre acantilados.

Como en la anterior propuesta podrás bañarte en diferentes calas que atravesarás hasta llegar a la playa grande de Sant Pol. Pasarás por varios miradores y túneles que harán muy difícil que no estés haciendo fotos contínuamente.

Camino de Cala Pedrosa a Cala de Aigua Xelida

Este camino une la Cala Pedrosa y la Cala de Aigua Xelida, al sur y norte de Tamariu. Su principal característica es que verás calas apartadas y rocosas rodeadas de pinares como Cala Gamarús o Cala d’en Roig.

Pasarás por diversos miradores, disfrutarás de la vista de acantilados cubiertos de pinos y de las pequeñas barracas de pescadores que sazonan la costa.

De nuevo tendrás opción de bañarte y disfrutar de la naturaleza en su estado más puro.

Caminos de Cadaqués

Este camino discurre entre la preciosa localidad de Cadaqués y el faro de la Cala Nans. Deberás salir por el sur de Cadaqués para realizar este trayecto de 4 kilómetros.

Comienza con una abrupta subida que tiene premio en forma de una bella panorámica de las viviendas blancas de la localidad. 

Discurre el camino desde ese punto cercano a escarpados acantilados y, como no podía ser de otro modo, a bellas calas.

Si sufres de vértigo el tramo final puede que no sea para ti, pero te aseguramos que una vez llegas al faro de la Cala de Nans la vista es espectacular. 

Una guinda perfecta para poner fin a esta pequeña guía.

Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad y sobre todo que os haya permitido conocer un pedacito de este bello país en el que vivimos.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?